Ayuda para hablar en público

Estándar

Hay aspectos físicos que nos ocurren cuando nos ponemos nerviosos, sudoración, ponerse rojo, aumento de temperatura, aceleración del corazón y respiración, temblores, sequedad de la boca y voz débil.

La realidad es que estas cosas tienen menos importancia de la que le damos, son cosas que no se notan, sólo transmitimos el 10% de lo que sentimos. Es obvio que estos síntomas los podemos llegar a notar muchísimo pero no el público. Lo notas tú, no tu auditorio.

Existen 4 principales causas del miedo a hablar en público y afortunadamente soluciones:

I.            Tensión corporal: suele haber mayor tensión al principio. En los momentos previos, podemos usar la técnica de hacer 3 respiraciones fuertes con el diafragma y nos sentiremos más relajados. La sensación de boca seca es porque con la tensión la lengua se hincha, para abordarlo, deberemos antes unos pequeños sorbos de agua. Otra técnica es repasar los medios que vayamos a utilizar para ver si todo está en su sitio y funciona correctamente, la clave está en pasar a la acción y no pensar tanto. A la hora de hablar si nos tiembla la mano, sacaremos un juguete (rotulador) y lo apretaremos fuerte. Puede ocurrir que no nos acordemos de cómo empezar, para ello escribiremos la primera frase de nuestra presentación en grande y la tendremos a la vista, así tendremos la sensación de que no nos vamos a quedar en blanco, pero hay que tener en cuenta que hay que prepararse antes.

II.            Sentimiento de inferioridad: para superarlo hay un símbolo universal de autoridad, elevar la voz, pero, en la primera fase.

III.            Sentimiento de ser sometido a examen: nos ayudará bastante la logoterapia. Por ejemplo, en el campo del Liverpool a la entrada del vestuario hay una frase que pone “nunca caminarás sólo”. Nos tenemos que decir a nosotros mismos cosas positivas, en voz alta y por escrito. Nos podemos decir algo relacionado con el público como “vamos a pasarlo bien”o “son compañeros de empresa y están muy interesados en lo que voy a decir”. Otra técnica es trasladar tu nerviosismo al auditorio mediante la preparación de juegos como el del globo o mediante preguntas para que el público participe.

IV.            Incompetencia de la materia tratada: una palabra, preparación. Tenemos que tener una preparación sólida, hay que prepararse el TOP de la presentación:

  1. Tema: tienes que saber más que los demás.
  2. Objetivo: ¿qué quieres conseguir?, métodos de persuasión.
  3. Plan: ¿cómo lo vas a conseguir?, materiales, tiempos…

Espero haberos ayudado. Personalmente, he seguido alguna de éstas indicaciones y lo he notado, aunque, ese gusanillo nunca se quita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s