Empresa, liderazgo y “auctoritas”

Estándar
Esta semana dedico este post a la empresa y el liderazgo. No hubiera sido capaz de indagar y explicar con precisón el liderazgo sin la colaboración, talento y entusiasmo de Miguel Fernandez Benavides, el cual hace unas semanas se puso en contacto conmigo para colaborar juntos en este post, he aprendido mucho de esta “práctica”.
¡¡ Muchas gracias !!
En los últimos tiempos, mucho se ha escrito y hablado -en miles de libros, artículos y conferencias- acerca del término liderazgo. Aunque toda definición suele estar condenada al fracaso, el liderazgo al que aquí nos vamos a referir no es más que el conjunto de habilidades que permiten a una persona influir de manera decisiva en la conducta de los demás miembros del equipo. Valiéndose de este poder de influencia, el líder tendría en su mano las herramientas necesarias para dirigir la acción del grupo hacia la consecución de los objetivos y metas comunes.

A primera vista, esta temática parece haberse puesto de moda recientemente, más aún en nuestro país donde tradicionalmente ha regido la cultura del “ordeno y mando”. Sin embargo, si miras atrás puedes comprobar que los juristas de la Antigua Roma ya tuvieron ocasión de teorizar acerca del liderazgo.Probablemente, la diferenciación entre potestas yauctoritas es el primer paso a la hora de entender cuáles son esas habilidades que cualquiera de nosotros puede desarrollar para convertirse en un verdadero líder.

Con el término potestasse referían al poder que la norma concedía a un determinado miembro del grupo, y que le situaba en un rango o cargo dentro del escalafón político o social.Por su parte, el término auctoritas era empleado para referirse al respeto y admiración que uno de los miembros del grupo infundía en los demás, en consideración a su experiencia, conocimientos, buen hacer, valores, habilidades, o cualesquiera otras cualidades apreciadas por sus semejantes.

Vayamos ahora al siglo XXI. Si miras a tu alrededor, en tu entorno laboral o de amistad, aún existe la distinción entre potestas y auctoritas.

Desde la perspectiva de la organización de una empresa, la potestas no es más que el poder o conjunto de poderes conferido al directivo de acuerdo con su posicionamiento en la jerarquía de la compañía. Así, el líder investido de potestas es obedecido por los demás en su calidad de jefe o responsable de un determinado área de acuerdo con las normas de la empresa.
En contraposición, posee auctoritas aquel que es respetado entre sus compañeros, y cuya opinión es tenida en cuenta a la hora de tomar decisiones, con total independencia del cargo que ostente y de los poderes inherentes al mismo.
Muchas son las aptitudes y habilidades que puede poseer un líder, algunas de ellas pueden ser intrínsecas, pero os aseguro que la mayoría pueden ser aprendidas y desarrolladas. Te propongo una actividad. Piensa en tu jefe o en alguno de tus amigos y describe 4 o 5 habilidades que sobresalgan de su personalidad.
¿Ya las tienes?
Pues ahora si comparas esas habilidades con estas otras averiguarás si tu jefe es líder o solamente le sigues porque está jerárquicamente por encima de ti:
  • Humildad: es una aptitud difícil de encontrar pero muy fácil de ver, aunque hay una clave, se debe ser humilde tanto en el fracaso como en el éxito.
  • Trabajo en equipo: incluso cuando la competencia es feroz y no tenemos margen de error, podemos ganar la confianza de un enemigo ayudándolo sin pedir algo a cambio. Como seres humanos, cuando recibimos ayuda desinteresada, nos queda un sentimiento de querer devolver esa ayuda cuando puedamos.
  • Talento: cualidad clave. Si miramos dentro de nosotros, todos tenemos algún tipo de talento, sabemos escribir muy bien, jugar al fútbol, nos escuchan cuando hablamos… Debes volver la mirada hacia ti mismo, descubrir tu talento y perfeccionarlo. Pero acuérdate de estas habilidades y perfecciónalas, pues el talento no es más que una habilidad llevada a su máximo.
  • Escucha activa: Al estar hablando con otro ¿cuántas veces has tenido la sensación de que no te están escuchando? ….. ¡¡ Pues no hagas tú lo mismo !! Céntrate en tu interlocutor, fija las miradas, déjale terminar sus frases, no le cortes y sonríe.
  • Motivación: es una de las habilidades clave en la búsqueda del liderazgo y en el trabajo en equipo. Debes ser capaz de motivarte a ti mismo y la clave, motivar a tus compañeros.
  • Tener claro el objetivo: imaginaros a los grandes exploradores, Admunsen, Edmund Hillary…, todos ellos tenían un denominador común, tenían un objetivo en mente. Si actúas como “guía” con tu equipo de trabajo y compañeros, debes tener muy claro cual es tu objetivo y trasladarlo a tu equipo para que todos reméis en la misma dirección.
Y englobando a todas estas habilidades:
  • Sé un ejemplo de lo que dices: practica lo que le exiges o aconsejas a los demás, ¿cómo puede prohibir un padre a su hijo que fume, si él mismo fuma? ¿cómo puede imponer un gobierno austeridad a los ciudadanos cuando no aplica recetas similares para los suyos?
Todo ese conjunto de habilidades tiene un único objetivo, que tus compañeros sigan tus consejos, obedezcan tus indicaciones y no lo hagan porque jerárquicamente estás por encima, sino porque eres humilde, les ayudas desinteresadamente, tienes talento, escuchas sus problemas y eres un ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s